viernes, 25 de febrero de 2011

Palacio Médici-Riccardi, Michelozzo di Bartolomeo, 1444


Fue levantado por voluntad de Cosimo el Viejo, a partir de 1444 por Michelozzo di Bartolomeo, es una suntuosa residencia renacentista en la que se evidencia el deseo de renovación de la arquitectura del 400 florentino; además, ella es símbolo de la potencia económica de los Medici en aquel tiempo señores a todo efecto de la República Florentina.
Por lo demás, se comenta describiendo los elementos típicos de los palacios urbanos forentinos que hicieron Brunelleschi (Pitti) y Alberti (Rucellai), añadiendo que este hace aportaciones como la amplitud del voladizo del último piso y que estos palacios pasarán luego a Roma, donde se ampliaran sus dimensiones (Palacio Farnesio, por ejemplo) en el Cinquecento.